15.- Cómo pueden los padres evitar conflictos modificándose a sí mismos

La paternidad en nuestra sociedad se considera más como un camino para influir en el crecimiento y desarrollo de los niños, que como un medio para que los padres maduren y se desarrollen. Paternidad significa educar. Existen las relaciones padre-hijo-problema; sin embargo, todos los padres saben que en su relación deben cambiar para evitar conflictos graves o para mantener una relación saludable.

¿PUEDE ACEPTARSE MÁS DE LO QUE SE ACEPTA A SÍ MISMO?

Un padre necesita hacerse una profunda pregunta: ¿me gusta mi forma de ser?

¿DE QUIÉN SON LOS HIJOS?

Un padre que piensa que posee a su hijo y, por lo tanto, cree tener derecho a modelarlo en cierta forma, estará mucho más inclinado a no aceptar el comportamiento del hijo cuando dicho comportamiento se desvía del modelo prescrito. Un padre que ve a su hijo como a una persona separada y hasta diferente, tiene más posibilidades de sentir aceptación hacia el comportamiento del niño, debido a que no existe un modelo así, como tampoco un patrón preconcebido para el niño. Un padre semejante, puede aceptar con mayor facilidad la individualidad de su hijo; es más capaz de permitir que el chico se convierta en lo que es genéticamente capaz de convertirse.

¿REALMENTE LE GUSTAN LOS NIÑOS?… ¿O SÓLO UN TIPO DETERMINADO DE ELLOS?

He conocido padres que profesan su agrado por los niños. Sin embargo, demuestran claramente a través de su comportamiento, que sólo se sienten atraídos por determinadas clases de chicos. Los padres que valoran a los atletas, con frecuencia rechazan a un hijo que tiene intereses y talento poco atléticos. Las madres que aprecian la belleza física pueden rechazar a una hija que no se ajuste al estereotipo cultural de la belleza femenina.

La belleza de la naturaleza y el milagro de la vida, consiste en la vasta variedad de las formas vivientes.

No deseen que sus hijos se conviertan en algo en particular; solamente deseen que sean algo. Con una actitud así, los padres encontrarán en sí mismos que aceptan más fácilmente a cada niño y se alegrarán de ver que cada uno se convierte en un ser valioso.

¿ES LA RELACIÓN CON SU CÓNYUGE LA MÁS IMPORTANTE?

Muchos padres consideran la relación con sus hijos más importante que la relación con su cónyuge. Las madres, especialmente dependen en gran medida de sus hijos para que éstos les proporcionen satisfacciones y placeres que sería más adecuado que vinieran de su relación matrimonial.

¿Mi asistencia al PET, puede modificar mis actitudes?

¿Mi asistencia al curso del PET, puede modificar mis actitudes?

¿Cómo lograr todo esto? Con humildad, oración y confiando en el Espíritu Santo.

En atención al interés que ha generado esta serie de reflexiones, dio inicio un curso-taller donde estamos poniendo en práctica y haciendo ejercicios de lo aprendido.

Este curso-taller se está ofreciendo en el Centro de Formación de la Parroquia de Ntra. Sra. de Lourdes ubicada en Loma Bonita, Aguascalientes, Ags.

El Padre Francisco es el coordinador de Pastoral Familiar de las parroquias que integran el Decanato Poniente “San David Roldán”, de la Diócesis de Aguascalientes. En el marco de sus actividades como coordinador pastoral, nos ofrece una serie de reflexiones orientadas a proveernos de herramientas concretas que faciliten una dinámica familiar fincada en valores.

Suscríbete a nuestro Boletín